Al usar este sitio web usted consiente el uso de cookies. Las cookies pueden ser administradas en la configuración de su navegador web o de su dispositivo. Para más información, por favor revise nuestra Política de Cookies.
OFERTAS Regresar A Noticias
1, Sept 2020
1.

1. Planifica bien tu viaje
Un viaje bien planificado te permitirá llegar a tu destino de la manera más rápida, fácil y segura, y, por lo tanto, realizar una conducción más eficiente con el consecuente ahorro de combustible.
2. Comprueba la presión de tus neumáticos
Los neumáticos deben estar a la presión indicada por el fabricante. Conducir usando neumáticos con una presión de 0,5 bares inferior a la correcta hace que el consumo aumente en un 2 por ciento en áreas urbanas y un 4 por ciento en las interurbanas.
3. Haz limpieza y deja lo imprescindible en el maletero
Antes de emprender la marcha, más si se trata de un viaje, debemos racionalizar el volumen y el reparto de la carga. No solo es una cuestión de espacio, conducir con 100 kilos de peso innecesarios ocasiona que el consumo de combustible, en un coche de tamaño medio, se dispare un 6 por ciento.
4. Arranque y puesta en marcha
Arranca el motor del coche sin pisar el acelerador: en los motores de gasolina puedes iniciar la marcha inmediatamente después del arranque; en los motores diésel, espera unos segundos antes de comenzar a moverte.
5. Mantener la velocidad uniforme
Mantén la velocidad lo más uniforme posible, busca fluidez en la circulación evitando frenar, acelerar y cambiar de marcha si no es necesario. Circulando a más de unos 20 km/h con una marcha insertada, si no pisas el acelerador el consumo de carburante es prácticamente nulo.
6. No mantengas el motor inactivo
En paradas prolongadas es recomendable apagar el motor. Un motor al ralentí durante 10 minutos (en punto muerto y con el aire acondicionado desconectado) ronda un consumo de 0,13 l/100 km de gasolina.
7. Aire acondicionado o ventanas abiertas
Recurre al aire acondicionado cuando sea necesario o si no el coche gastará algo más de gasolina, sobre todo si vamos a baja velocidad.
8. Usa el freno del motor
Si sueltas el acelerador cuando te das cuenta de que debes frenar, casi se detiene el suministro de combustible, con lo que su consumo se reduce hasta en un 2 por ciento.
9. Ve con la marcha más larga y no revoluciones el motor
Optimiza al máximo el cambio de marchas. Circula el mayor tiempo posible en las relaciones más largas y a bajas revoluciones (en la ciudad, siempre que sea posible, utilizar la 4ª o 5ª marcha, respetando los límites de velocidad).
10. Aprovecha las bajadas
Utiliza los descensos para ahorrar en el consumo de combustible. Aprovecha la inercia para adelantar el cambio de marchas circulando a bajas revoluciones.
En las subidas, retrasa al máximo reducir de marcha, incrementando ligeramente la presión sobre el acelerador, aunque nunca pisando a fondo.


Ver en Facebook

Crea su sitio web desde su página de Facebook, instantáneamente.

Pruebe GRATIS durante 14 días

No se requiere tarjeta de crédito, cancela en cualquier momento. pagevamp.com